Existen empresas especializadas que pueden realizar un estudio completo del proyecto que vayas a comenzar. Estas empresas tienen personal especializado en áreas específicas, son empresas consultoras, que por su experiencia orientan al empresario en el proyecto próximo a iniciar. También hay consultores individuales, que trabajan por honorarios profesionales, ellos realizan consultorías de manera individual en la especialización que tengan.

Irradia realiza tanto la dirección como el desarrollo, de forma integra o por separado. De manera que somos nosotros los que nos adaptamos a ti en cualquiera de las etapas en las que se encuentre tu proyecto.

Cuando contratas un consultor, este puede entregarte un estudio completo del proyecto a realizar, te indica por dónde debes iniciar el proyecto, qué personal necesitas y los materiales a usar en el mismo. Puede realizar un estudio de mercado y decirte si es factible lo que vas a empezar y si no lo es, cómo podrías re-orientarlo para que funcione. Con las consultorías puedes llegar a ahorrar costes muy altos en el futuro. Buscar un consultor llega a convertirse en una gran ventaja frente a otros proyectos.

Todo proyecto tiene 5 etapas principales: inicio, planificación, ejecución, seguimiento y control, cierre del proyecto. Estas fases pueden ser planificadas por un agente consultor, después el desarrollo del proyecto puedes encargarlo a otra empresa o realizarlo tú mismo si tienes disponible todos los requerimientos necesarios. En la fase inicial, el consultor analizará los costes que generará el proyecto, de esta forma se puede contar con un presupuesto cerrado, incluso el consultor debería indicarte los posibles inconvenientes que puedan presentarse en el desarrollo del proyecto y las medidas a tomar en esos casos. Aquí debe asignarse una parte del presupuesto para eventualidades, transformándose esto en un ahorro en los costos cuando no se utiliza.

Consultorías externas e internas

En algunas empresas existe un departamento de consultoría Interna, el personal allí pertenece a la empresa, recibe un sueldo como empleado y se encarga de buscar soluciones con miras al crecimiento de la empresa y dar solución a problemas que retrasen el desarrollo de la misma. Estos consultores internos tienen sus ventajas y desventajas, entre las cuales podemos mencionar:

  1. Ventajas: el coste es menor, ya que es un empleado de la compañía, conoce de una forma más íntima los procesos del negocio, administra eficazmente los recursos de la empresa, puede resolver los altos y bajos de los proyectos.
  2. Desventajas: su experiencia se limita sólo a la empresa, no hay diversidad, a veces su autoridad es puesta en duda, limitaciones debido a la jerarquía o a la misma cultura organizacional y puede distraerse en pequeñas urgencias de la empresa.

Pero no todas las empresas tienen estos departamentos de Consultoría Interna. Aquí cuando se nos presentan las Consultorías Externas, empresas o profesionales individuales que pueden realizar esta tarea de Consultoría. El consultor es contratado para resolver un problema específico, para iniciar un proyecto o para ayudar a la empresa a su crecimiento. El Consultor tiene la capacidad de poder analizar de manera objetiva los procesos del proyecto futuro de la compañía. Cuando contratas un Consultor, este debe realizar varias visitas al cliente para entender perfectamente el objetivo de la Consultoría, debe acordar con el cliente la manera de recibir la información necesaria para el proyecto y presentarle una propuesta preliminar. Debe planificar cómo se va a realizar el proyecto, si es necesario un estudio de mercado, cómo lo debe hacer, cuánto personal se va a necesitar, si es necesario subcontratar, ya sea personal o maquinaria, el material a ser utilizado, dar soluciones al problema planteado, etc. Luego debe acompañar en la ejecución del proyecto y hacerle seguimiento. Este no necesariamente debe realizarlo el consultor, el desarrollo del proyecto lo hace la compañía misma con su personal o contrata a un tercero que lo haga por él. Pero sí debe hacer seguimiento, ya que él fue contratado para dar solución a un problema.

El Consultor cuando te presenta el proyecto, debe haber tenido en cuenta todos los aspectos del mismo, y mostrar un presupuesto cerrado para el ahorro de los costes y de los problemas futuros, y siempre en miras de un presupuesto asequible para la empresa. El Consultor debe establecer una muy buena comunicación con los encargados de la empresa, incluyendo el líder del proyecto, para de esta manera se puedan comprender las directrices a seguir para el éxito del mismo. Por eso, la importancia de contratar a Consultores especializados en las actividades a realizar durante el proyecto te mostrará la mejor vía a seguir mientras se desarrolla el mismo. Puede presentar las nuevas tecnologías existentes y lo más actual en Gerencia de Proyectos.