Conseguir cada vez más velocidad. Esta es una de las directrices que viene marcando  la innovación y  funcionalidad de los dispositivos móviles con el foco de atención orientado siempre a la satisfacción de sus millones de usuarios, los grandes protagonistas del universo digital. Para ellos  cada segundo cuenta a la hora de decidir hacer clic o desistir de una página web, suscribirse o no a una lista, comprar o no un determinado producto o contratar un determinado servicio; en definitiva, tener una experiencia que responda a sus expectativas y satisfaga sus necesidades con la mayor inmediatez.  

 

Parece comprobado que el tiempo medio de espera para que se cargue una web y aparezca correctamente en los dispositivos móviles ronda los 3 segundos; transcurrido este intervalo, si no lo consigue, cerca de un 40% de los usuarios se cansa y abandona. Y es que la forma en la que los usuarios consumen contenidos, tanto escritos como gráficos y audiovisuales, ha cambiado de manera drástica y, si bien resulta fundamental que dicho contenido sea relevante, igualmente esencial lo es el hecho de que la página sea de fácil y rápido acceso porque, de lo contrario, la ignorarán.

Así pues, la velocidad ha pasado a convertirse en una parte global del diseño de las páginas web.

Con el objetivo de dar respuesta a esta demanda,  Google anunció en 2015 su proyecto de código abierto Accelerated Mobile Pages (AMP), Páginas Móviles Aceleradas, puesto a disposición del público en general un año después y promovido ya por diversas compañías a partir de 2017, año desde el que ha venido expandiéndose y cobrando una importancia progresiva.

Se trata de una iniciativa tecnológica cuya principal finalidad es conseguir que los contenidos web de todo tipo de publicaciones online aparezcan  en los dispositivos móviles en el menor tiempo posible. Es decir, una vuelta de tuerca más a la programación de  páginas web específicamente adaptadas para dispositivos móviles que se consideraban ya una gran actualización.

Con la aparición de las AMP, Google afirmaba en un comunicado oficial que la empresa pretende “que las página web con una gran cantidad de contenidos como videos, animaciones, gráficos, anuncios, etc, carguen instantáneamentey que el mismo código funcione en múltiples plataformas y dispositivos”.  

De este modo,  Google pone a disposición de todos los usuarios de esta tecnología una enorme caché abierta que pretende servir de modelo  para crear directamente sitios web rápidos, atractivos y de alto rendimiento desde los que puedan servirse todos los contenidos de consumo, que se cargan prácticamente al instante, en dispositivos móviles y plataformas de distribución.

     ¿Cómo funcionan las Páginas Móviles Aceleradas?

El símbolo que las identifica es un rayo junto a las siglas AMP que aparecen al inicio de la dirección URL de la web a la que se quiere acceder.

El punto de partida para su creación es una página web que ya está adaptada para dispositivos móviles y que se transforma en una página mucho más ágil a través de un lenguaje propio de programación, una modificación del HTML -que es el lenguaje que utilizan el resto de las páginas web- denominado AMP HTML.

Las AMP presentan una codificación expresa que requiere la incorporación de una serie de normas que son de obligado cumplimiento. Se construyen con tres elementos fundamentales:

AMP HTML

Es HTML con algunas restricciones cuyo objetivo es generar páginas web de HTML más veloces. La utilización de HTML queda restringido al uso de las etiquetas AMP establecidas que se deben manejar de forma rigurosa, siguiendo las reglas de cómo deben maquetarse, para definir claramente formatos de texto, anuncios e imagen. Dichas etiquetas son:  amp-ad, amp-embed, amp-img, amp-pixel y amp-video. Al no ejecutar todas las etiquetas HTML se emplea una versión simplificada de CSS, eliminando completamente el JavaScript en la mayoría de los casos. Esto permite suprimir en las páginas móviles elementos como, por ejemplo, el menú de navegación, la imagen del encabezado, la barra lateral o los botones para compartir en redes sociales, que no son indispensables y que, sin duda, favorecen la carga rápida de la página, dando como resultado webs muy sencillas y muy simples visualmente.

En cuanto a los estilos de las AMP, pueden tener un tamaño máximo de 50 Kb y   deben estar incluidos en la misma página sin recurrir a archivos externos; por  otra parte, no están permitidos los formularios, y para que las fotos se vean  de forma adecuada, es aconsejable especificar su altura y anchura.

JavaScript de AMP

De forma similar a lo que ocurre con el apartado anterior, sólo es posible contar con los recursos de la biblioteca JavaScript proporcionados por Google AMP para que los componentes de AMP HTML funcionen de un modo homogéneo y correcto. Es decir, quedan excluidos los js de librerías externas y sólo son admisibles los que están almacenados en el CDN (Red de Entrega de Contenidos) de Google para asegurarse de que las páginas AMP HTML rendericen velozmente.

Caché de AMP

Google ha puesto al servicio del desarrollo de las AMP  un potente  CDN (Content Delivery Network)en el que se almacenan en caché, de forma gratuita, se inspeccionan y se sirven  todos los contenidos especiales destinados a los usuarios móviles.  A través de esta red mundial se proporcionan los recursos necesarios desde el CDN  más cercano al usuario en vez de esperar que su petición se desplace al origen, un factor que aumenta la velocidad de carga de manera exponencial.  El resultado es una mejora significativa del rendimiento para el usuario final con independencia de su ubicación, navegador, dispositivo o red a la que se conecten.

      Las  grandes fortalezas de las AMP

La primera de ellas, sin duda, el hecho de que las  Accelerated Mobile Pages tienen un tiempo medio de carga de un segundo, es decir, un 85% más rápido que las páginas tradicionales. Este factor tiene, a su vez, una vinculación directa y muy positiva con los rankings de búsqueda, el porcentaje de visitas y la permanencia en la página.

La combinación de estos elementos potencia el posicionamiento orgánico en los buscadores (SEO), erigiéndose en otro de los puntos fuertes de las AMP. Google viene llamando la atención reiteradamente acerca de lo determinante que resulta la velocidad de carga y la usabilidad (facilidad de uso) en los dispositivos móviles a la hora de obtener un óptimo posicionamiento SEO, requisitos que cumplen a la perfección las Páginas Móviles Aceleradas, además de proporcionar a los usuarios una experiencia satisfactoria. A ésta contribuye también la circunstancia de que el consumo de datos es hasta diez veces inferior así como el de batería.

Pero no sólo los usuarios son los principales beneficiarios de la tecnología de las AMP. Éstas ofrecen también ventajas para los operadores del sitio web ya que, al guardar la página en el caché de Google, gasta los recursos para una reproducción rápida de la página en Google. A ello hay que añadir que la entrega de estas páginas no implica ningún coste de tráfico para su propio sitio.

Por último, las AMP constituyen un gran aliado para el marketing digital. Cuanto más rápido sea el sitio web de una marca, más eficiente resultará, los contenidos se podrán visionar con más facilidad por la supresión de elementos intrusivos (banners, pop ups, etc), más visitas, más clics y, en definitiva, mayor puntuación y recompensa por parte de Google para obtener posiciones preferentes. La conclusión es que la empresa en cuestión percibirá cómo su actividad y beneficios van aumentando.