Ventajas de contratar desarrollo a empresa de software externa

La presencia del software, sistemas informáticos y programas para la automatización de las tareas es casi ubicua en cualquier entorno. El entorno empresarial y entrepreneurial no es diferente, pues la utilización de software y el préstamo de servicios gracias a este han hecho una gran diferencia.

Up close
Photo by NESA by Makers / Unsplash

Algunas de las empresas más exitosas de la actualidad en las áreas de la tecnología ni siquiera pensaron que llegarían al punto en el que se encuentran, donde tienen importantes oficinas en las ciudades más importantes para el desarrollo de tecnología alrededor del mundo, y un ingreso más que modesto.

Y lo más interesante de estas exitosas compañías, es el hecho de que están basadas en software. Muchas de estas no proveen ningún producto o servicio físico, o han comenzado a hacerlo algunos años después de su éxito inicial.

En este sentido, cada vez son más las empresas interesadas en el desarrollo de software, en muchos casos para cambiar la forma en la cual proveen sus servicios. Mientras que otras, podrían tener necesidades más modestas, como implementar una tienda online, actualizar una web o una app.

¿Qué empresa necesita desarrollo de software?

Resulta tentador decir que todas las empresas lo necesitan, y esto es verdad hasta cierto punto. En principio, hay que considerar que la cantidad de empresas que no cuentan con ningún tipo de software con el que los usuarios y los clientes puedan interactuar es cada vez más bajo.

No es necesario ser una compañía que vende directamente un paquete o una suite de software para considerar la importancia del software en tu empresa. El hecho de tener una página web con algo de información, como un formulario de contacto, un blog e incluso una tienda online, también cuenta.

En este sentido, la necesidad de desarrollar software está presente en casi cualquier empresa. Pero, no todas las empresas basan su economía, sus productos y sus servicios completamente en el software desarrollado, aunque no por ello sea razón de descuidar la importancia de esto.

Por ello, la respuesta más corta a este interrogante es que, eventualmente, toda empresa se verá en la necesidad de desarrollar algún tipo de software. Lo que no es una constante es qué necesidad en específico se tiene, pues esto dependerá de los intereses y metas de cada organización.

En muchos casos, una empresa se verá altamente beneficiada al tener un sitio web en el cual se brinde la posibilidad de realizar compras online mediante el desarrollo de una plataforma de e-commerce, pues los clientes pueden incrementar su percepción hacia tu negocio gracias a estas facilidades.

De esta forma, lo único que queda por responder, si ya ha sido decidido, es qué tipo de software debe ser desarrollado, quién va a desarrollarlo. Si tu compañía no cuenta ya con un departamento interno de desarrollo, entonces una muy buena solución sería utilizar el outsourcing, el cual permite solventar las necesidades de software, sin realizar los gastos de contratar a alguien internamente.

¿Debería crearse un departamento de desarrollo interno?

Por supuesto, no todo es blanco y negro, y muchas empresas han encontrado beneficios en ir por la ruta más tradicional de contar con su propio departamento de desarrollo interno, en lugar de ir por el outsourcing y/u offshoring.

En líneas generales, un departamento de desarrollo interno será la mejor opción cuando la necesidad de que el software que le genera la mayor parte de sus ingresos a una empresa se mantenga actualizado, y en cantante escala y con la última tecnología.

Esto no suena muy constructivo, pues ¿quién no querría esto para su empresa? ¿Quién no querría contar con algunos de los mejores profesionales del IT (Information Technology) en su propia empresa? Por supuesto, muchas personas querrían.

Pero, contratar una empresa de desarrollo de software externa no significa que estas cosas no ocurrirán, pues algunas las empresas de desarrollo outsourcing cuentan en efecto con excelentes profesionales, programadores, desarrolladores y diseñadores que aman lo que hacen, y que harán un excelente trabajo.

Las empresas en las cuales existan factores tales como miles o millones de usuarios cada día navegando sus plataformas, o sistemas que requieran de una enorme seguridad, así como prevenir que sus datos sean manipulados desde fuera bajo cualquier circunstancia.

Pero, probablemente, al final del día lo más probable es que el outsourcing sea una de las opciones más viables hasta que el software se convierta en el todo de la empresa.

Compañías que proveen servicios de livestreaming, métodos de pago online, motores de búsqueda y las redes sociales más poderosas son, por supuesto, casos donde el software es casi todo, por lo cual, hacerlo internamente cobra mayor sentido.

Contratar una empresa de desarrollo de software externa

Sin importar cuales sean las aspiraciones de una empresa con respecto a un proyecto de desarrollo de software, si la empresa no posee ya un departamento de software, entonces podría ser una muy buena idea comenzar contratar una empresa de desarrollo externa.

Hacer esto, en principio, podrá ayudar a llevar un proyecto de desarrollo desde una idea, hasta su implementación y deploy en un tiempo considerablemente rápido, y probablemente a un precio muy competitivo.

Una de las mayores ventajas de dejar el desarrollo de software en manos de expertos de afuera de tu empresa es que contarás con profesionales quienes hacen esto cada día, y que cuentan con experiencia, por lo cual, será más fácil continuar centrada/o en otros aspectos.

Algo que se debe tener en cuenta al momento de contratar una empresa externa es que vale la pena que esta cuente con servicios de consultoría, o haber recibido asesoramiento de profesionales de la informática, para aprender a definir y describir de forma acertada qué software se necesita.

De esta manera, puede ocurrir una mejor simbiosis entre las dos empresas, la tuya con su proyecto de desarrollo de software, y la empresa externa, quienes se encargarán de los aspectos técnicos del desarrollo y la implementación de dicho proyecto.

¿Cuándo una empresa externa no es la mejor alternativa?

Existen casos en los cuales contratar una empresa outsource de desarrollo de software no es la mejor alternativa. Esto puede ocurrir por diversas razones, pero hay una que podría ser pasada por alto para muchas personas.

Este es el caso de una startup que es fundada por personas que ya son profesionales o incluso aficionados al desarrollo de software, cuya idea podría incluso comenzar como un proyecto orientado al mundo de la informática, y muchas veces ni siquiera con la idea de convertirlo en un negocio.

Este es un caso muy común hoy en día, especialmente considerando que muchas personas se han volcado al mundo del desarrollo web, móvil y la ingeniería de software, ya sea por pasión o porque la demanda es tan alta que han decidido buscar oportunidades en esta área.

Por lo tanto, una empresa pequeña o que solo está comenzando, y cuyos principales componentes humanos son personas con conocimientos de desarrollo de software, no siempre encontrarán necesario utilizar el outsourcing.

Sin embargo, también es cierto que incluso estos equipos pequeños podrían conseguir mayor apoyo cuando están haciendo su proyecto una realidad contratando empresas externas de desarrollo que los ayuden con tareas cruciales, o con áreas que les costarían mucho tiempo cubrir o aprender.

Ventajas de contratar a una empresa externa para el desarrollo de software

  • Ganar tiempo

Especialmente en una organización que no cuente con personas con experiencia en el desarrollo de software, el outsourcing cobrará sentido para ganar tiempo. Pues no habrá que crear nuevos procesos y actividades antes de desarrollar el software.

  • Ahorrar dinero y costos

Dependiendo del tipo de empresa y en un mediano a largo plazo, contar con desarrolladores en tu misma empresa puede producir resultados positivos, y ayudar a cambiar el enfoque de la organización en cuanto a proyectos de software.

Pero, especialmente cuando se está comenzando, e incluso después de estar bien establecidos y contar con suficientes profesionales, el outsourcing es una alternativa favorita para las empresas, pues generalmente el coste será inferior y el resultado tan bueno como desarrollar internamente.

  • Poder poner a prueba una idea

No todas las ideas para un nuevo software son a prueba de fuego y comenzarán a generar millones en ingresos de forma inmediata. De hecho, es extremadamente raro que esto ocurra, pues incluso una buena idea tarda tiempo en comenzar a dar los resultados deseados.

Por ello, dejar la implementación de una idea de software en manos de los expertos de una empresa desarrolladora externa permitirá tener funcional el proyecto en poco tiempo y comenzar a estudiar como esto ha afectado los ingresos.

  • Disminuir el costo en caso de fracaso

Tener una idea que parece buena e infalible genera esta especie de ansiedad, un enorme deseo de ponerla en marcha y comenzar a ganar el dinero que seguramente producirá.

Pero, no hay idea a prueba de fallos, por lo cual, desarrollar tu proyecto con la ayuda de una empresa externa, con sus ventajas en ahorro de dinero y tiempo, puede hacer más fácil vencer el peor de los casos.

  • Trabajar sin presión

Tener que hacer cambios considerables en cuanto a aspectos como el espacio, los lugares de trabajo, el equipo y el hardware y contratar nuevo personal puede ser demasiado agobiante, o simplemente hacer perder el foco en los más valioso para una empresa.

Sparkler in the snow
Photo by Jakob Owens / Unsplash

Por ello, contar con una empresa con experiencia, que se auto-gestione, y que pueda desarrollar tu idea, te librará de muchas de las presiones relacionadas con implementar algo que no estaba ya presente en la organización.