Su nombre va sonando cada vez con más fuerza en el mundo de la web y del móvil, de modo que ya se habla de las Progressive Web Apps (PWA), las Aplicaciones Web Progresivas, como el futuro  más próximo, a pesar de su todavía escaso protagonismo y de que la gran mayoría de los usuarios no conocen aún su potencia y enorme potencial.

Sin embargo, su crecimiento ha experimentado un fuerte impulso, entre otras razones, por la decisión de Apple de dejar sus reticencias y dar un gran paso adelante facilitando que su sistema iOS incorporase –el pasado mes de marzo-  el soporte para las tecnologías que hacen posible que las PWA funcionencorrectamente.  

De esta forma, las Aplicaciones Web Progresivas ya no están limitadas a los usuarios de Android, sino que  los propietarios de iPhone y iPad ya pueden acceder a ellas sin el permiso de la App Store.

  Una simbiosis que ofrece una mejor experiencia y calidad

El término Aplicaciones Web Progresivas lo acuñaron en 2015 la diseñadora Frances Berriman y el ingeniero de Google Chrome Alex Russell para describir aplicaciones que combinan las mejores y modernas capacidades web y lo mejor de las Apps; una simbiosis de ambas que permite definirlas básicamente como páginas web (por lo tanto, aparecen en los buscadores) pero que, mediante el uso de Service Workers y Web App Manifest, entre otras tecnologías, se sienten, funcionan y llevan a cabo tareas como las aplicaciones obtenidas de Google Play o Apple, aunque ofreciendo al usuario una experiencia nueva y de mayor calidad.

Todo ello, sin hacerle perder tiempo intentando encontrarlas y sin necesidad de descargarlas, además de otras múltiples ventajas añadidas que abordaremos enseguida.

El propio Alex Russell se refirió a ellas diciendo “estas aplicaciones no se empaquetan ni se implementan a través de las tiendas, son solo sitios web que toman todas las vitaminas adecuadas".

Estamos ante una nueva generación de aplicaciones cuya denominación se deriva de la combinación de tres palabras,  Aplicaciones Web Progresivas, que definen su esencia y sus fortalezas:  

-       Aplicaciones: funcionan como aplicaciones móviles nativas (aplicaciones que han sido desarrolladas específicamente para el sistema operativo en el que se alojan), pero que utilizan tecnologías web punteras.

-       Web: se construyen  utilizando estándares de desarrollo web (algunos ya conocidos como HTML, CSS y JavaScript).

-       Progresivas: se refiere a que se trata de aplicaciones construidas con mejoras progresivas como principio básico. Por ello, su funcionalidad puede ir incrementándose de forma continuada en función de las capacidades del dispositivo en el que se ejecutan y del uso repetido  que el usuario haga de ellas.

Las dos tecnologías fundamentales que están detrás de una PWA son la suma de Service Workers  y Web App Manifest, responsables de proporcionar  la experiencia de una aplicación sin abandonar la web.

El Service Worker constituye el principal motor de una PWA: cuando accedes por primera vez a la misma desde el navegador se activa dentro de éste y sigue funcionando aunque se cierre la PWA. Es el encargado de gestionar todo el tráfico de red de la Progressive Web App, las notificaciones push, la caché para la carga instantánea, la actualización de la App y otras cosas más.

Por su parte, el App Manifest  es una de las claves que distinguen una Web App de un sitio web y la clave también para convertir nuestra aplicación en una aplicación instalable.

Se trata de un archivo JSON con un formato especifico donde caracterizamos nuestra PWA con un nombre y una descripción para la aplicación, y también puede contener el origen de dicha aplicación, iconos, y los permisos requeridos por la aplicación, entre otros detalles. El Manifest permite que la aplicación se inicie en modo de pantalla completa (sin que esté presente una barra de URL), proporciona control sobre la orientación de la pantalla

  El considerable pack de ventajas de una PWA para tu negocio

Si te estás planteando si tu negocio necesita una Aplicación Web Progresiva, debes saber que, si bien existen algunas grandes soluciones multiplataforma, pocas o ninguna de ellas tienen una probabilidad tan importante de convertirse en un modelo para el mundo de las aplicaciones como una PWA.

Te contamos sus beneficios para usuarios, empresas y desarrolladores, que son numerosos e innegables.

-   El usuario no tiene que pasar por la media de los 4 a 6 pasos que conlleva el proceso de búsqueda e instalación de una aplicación móvil, en cuyo camino muchas veces desiste. Una PWA se puede  encontrar simplemente por medio de los motores de búsqueda y entrar en ella a través de una URL, instante en el que la aplicación ya es funcional.

-   Las Aplicaciones Web Progresivas no dependen de ningún sistema operativo, sino que funcionan con todos los navegadores web y sistemas operativos modernos.

-   Tienen un diseño multidispositivo y se adaptan a todo tipo de pantallas: ordenador de escritorio,  smartphone, tablet, dispositivos móviles y los que puedan venir. Los usuarios pueden saltar de un dispositivo a otro manteniendo una experiencia continua.

-   Pueden funcionar, debido a los Service Workers,  sin conexión o aun cuando ésta sea de mala calidad.

-   No requieren instalación, con lo cual no consumen espacio en el teléfono móvil, ordenador, tablet, ….

-   No precisan descargar actualizaciones, sino que siempre se accede a las versiones actualizadas.

-   Permiten a los usuarios “conservar” en su pantalla principal  las Apps que les resultan más útiles sin estar sujetos al poder y control que ejercen las tiendas de aplicaciones.

-   Permiten recibir y mostrar notificaciones push automáticas que mantienen a los usuarios informados sin necesidad de tener abierta la página en ese  momento; el navegador puede cerrarse y ni siquiera necesitan estar usando activamente su aplicación web para interactuar con su experiencia.

-   Al adaptarse a cada dispositivo y facilitar el uso, generan un mayor  compromiso y mejoran la experiencia de los usuarios ya que les resulta una herramienta potente y útil, además de ser más receptiva y segura frente al malware y el spam. Deben funcionar con HTTPS para asegurar que los intercambios entre el cliente y el servidor no se alteren.

  Un gran aliado para las estrategias de marketing

-   Al aparecer en los buscadores como Google, las PWA constituyen un medio excelente para favorecer la presencia y visibilidad de tu marca en Internet y mejorar el posicionamiento SEO. Todos los contenidos que se generan para la Progressive Web App son indexables por los motores de búsqueda y, por tanto, susceptibles de que se les apliquen las diferentes técnicas de optimización.

-   Las PWA tienen, además, una gran ventaja económica por su coste tan asequible al ahorrarse el desarrollo de un sitio web y de una aplicación nativa aparte. Ésta requiere múltiples versiones para diferentes dispositivos y, a menudo, múltiples desarrolladores. Con las WAP, en cambio, menos trabajo de programación, desarrollo y mantenimiento, factores que abaratan su adquisición. Además, al no requerir publicación ni instalación (no tienen que pasar por la App Store o Google Play Store) se pueden desarrollar en un corto espacio de tiempo.

En resumen, las Aplicaciones Web Progresivas suponen para pequeñas, medianas y grandes empresas un gran aliado para complementar su  estrategia de marketing móvil  porque les permiten comunicarse con sus clientes de una manera más directa y sencilla y, en consecuencia, establecer con ellos un vínculo más fuerte de atracción y fidelización.

Estamos, por tanto, ante una nueva generación de aplicaciones que ya son el futuro inmediato. Su expansión está siendo exponencial y se posicionaron en 2017 como la tecnología del momento y la opción preferida de App para empresas. De hecho, grandes compañías  como AliExpress-gigante asiático del ecommerce-, Telegram  -principal rival de WhatsApp-, Twitter, Lancome o Forbes ya han optado por desarrollar PWA.

¡Quizá sea el momento de planteárselo!